En el medio de un conflicto que lleva un tiempo, este jueves fue demorado un anestesista que desempeña sus funciones en el Sanatorio San Justo, por exigir el pago de un plus a un paciente previo a la operación a la que debía ser sometido. El médico se negó a participar de la intervención del paciente de PAMI al no recibir el pago de 13.800 pesos, según expone La Voz de San Justo.

Ante esto, el propio nosocomio dejó constancia de lo sucedido frente a escribano público y elevó el hecho a la justicia. La investigación la lleva adelante el fiscal de Delitos Complejos, Bernardo Alberione, quien ordenó la detención del anestesista, oriundo de Arroyito, y lo imputó por coacción.

Luego de ser demorado, a las pocas horas recuperó la libertad. Por otra parte, desde el sanatorio sostienen que los profesionales buscan imponer una tabla de honorarios arbitraria, que emerge de la Asociación de Anestesiología, pero aclararon que el nosocomio no está asociado a ellos.