Durante esta semana, a mediados de la misma, un empleado municipal que se desempeña como inspector de tránsito habría sido apartado por el robo de una cifra en dólares, no precisada, a un funcionario también municipal.

El hecho habría ocurrido en el control de ingreso que realiza la municipalidad en el acceso oeste a la ciudad, entre la noche del miércoles y la madrugada del domingo. El funcionario habría dejado una mochila en el autobús en donde, quienes participan del control, dejan sus efectos personales, con dinero en efectivo en dólares. El dinero sería producto de la venta de un vehículo.

El empleado que habría robado, le reintegró la mochila a su dueño pero en el interior solo había 600 dólares. En su declaración afirma que no tuvo nada que ver con el faltante de dinero. De todos modos, la justicia allanó su vivienda y ahora deberá definir su situación. El mismo contaría con antecedentes penales y ya habría sido separado del cargo.