Durante la mañana del viernes, la municipalidad de San Francisco entregó al Hospital J.B. Iturraspe diez cascos de oxígeno para utilizar con pacientes que tengan complicaciones respiratorias y tratar de evitar el uso del respirador.

Estuvieron presentes en la entrega el intendente municipal, Ignacio García Aresca, el secretario de salud, Fernando Giacomino, y el director del Hospital Iturraspe y del COE Regional N°3, Valentín Vicente. La inversión que realizó el municipio ronda los 600 mil pesos.

El secretario de Salud indicó que de cada diez personas que utilizan estos cascos, seis evitan el uso del respirador. Además, destacó que continuamente están buscando nuevas tecnologías que se puedan aplicar para mitigar el impacto del virus.

El director del Hospital, por su parte, señaló que los últimos días han sido lamentables debido a los decesos que se produjeron en el nosocomio. Además, indicó que los pacientes con asistencia respiratoria mecánica tienen una mortalidad entre el 30 y el 70 por ciento.

"Es una patología que sabíamos que iba a venir. Hicimos todos los esfuerzos para intentar demorarla, pero las estadísticas indican la gravedad de esta patología. Los pacientes que fallecen no es que no tengan asistencia médica, sino que la tienen y fallecen igual", señaló el director del nosocomio.

Por su parte, el intendente municipal destacó el trabajo conjunto que realizan con el Hospital y el COE Regional, buscando herramientas y tratamientos que mejoren la atención frente a esta patología. También, envió condolencias para los familiares de las víctimas del COVID.