"El asesino de mi hijo no va a tener perdón de Dios", dijo la madre de la víctima. El asesino condenado se llama Juan Carlos Santillán.


Juan Carlos Santillán (66) fue condenado por la Justicia de San Francisco este miércoles a 14 años de prisión al ser hallado autor del delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” contra Germán Benavídez, un vecino de la ciudad que fue a reclamarle a su casa por el robo del que había sido víctima.

Germán tenía 34 años cuando murió tras recibir dos disparos de arma de fuego cuando ingresó a la casa de su homicida en barrio San Cayetano.

El asesino, en sus últimas palabras durante el juicio, le pidió perdón a la madre de Germán que estaba presente en la sala, algo que no fue suficiente para los familiares. 

La fiscal había solicitado 15 años de prisión y declarar a Santillán autor del delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”.

La querella, en tanto, 20 años de cárcel y mantener la acusación de la fiscal.

Y la defensa, la absolución o en caso de ser condenado, que fuera por “homicidio en exceso de la legítima defensa”, es decir, volver a la primera carátula que tuvo la causa.

Santillán llegó al juicio imputado como supuesto autor de “homicidio agravado por alevosía”.

“Hay otros que están encubriendo, a Luis Vistel (hijastro del condenado) y José Santillán (hijo), los tres mataron a mi hijo, este hombre solo apretó el gatillo”, expresó Marta Isabel Benavídez, madre de la víctima tras conocerse la sentencia según señala La Voz de San Justo.





Comentarios