Vecinos de Quilmes, El Bañado, El Paso, Anjuana y Colalao del Valle se realizaron cerca de 2400 estudios de laboratorio

En el marco del Operativo Integral de Salud que lleva a cabo el Ministerio.

El equipo trabajó tres jornadas completas en el Valle Calchaquí.
El equipo trabajó tres jornadas completas en el Valle Calchaquí. Foto: Comunicación Tucumán

Tres jornadas completas de intensa actividad ocupó el Operativo Integral de Salud en los Valles Calchaquíes. En ese lapso se atendieron a 300 vecinos de las poblaciones vallistas, que incluyeron la Ciudad Sagrada de Quilmes, y poblados aledaños. La iniciativa, desarrollada por el Ministerio de Salud con el Dr. Luis Medina Ruiz a la cabeza, tiene como objetivo la accesibilidad de la salud a toda la población tucumana.

Por indicación del Ministro Medina Ruiz, un equipo de 60 profesionales, bajo la coordinación del secretario Ejecutivo Médico, Daniel Amado, junto a su personal y referentes del Programa Integrado de Salud, hizo un llamado a la población del Valle a participar del tercer operativo que se realizaron durante la temporada estival 2024 en la Escuela N° 213 “Cacique Martín Iquín”.

Pobladores de Quilmes bajo y centro, El Bañado, El Paso, Anjuana y Colalao del Valle se realizaron alrededor de 2400 estudios de laboratorio, además de atención de enfermería, consulta pediátrica, fonoaudiología infantil, odontología, ecografía mamaria, screening, exámenes de hidatidosis y vacunación contra Covid. El operativo móvil cuenta además con un espacio para la atención de Salud Mental y charlas sobre salud sexual y reproductiva, salud bucal e hidatidosis.

En las jornadas se realizaron, además, las fichas escolares y certificación de aptitud física, imprescindible para evaluar la salud del estudiantado.

De la organización del dispositivo participaron responsables del Área Programática Oeste, Área Operativa Valles Calchaquíes, equipos del Caps de Quilmes y comunas locales, además de líderes de las comunidades originarias de Amaicha y Quilmes, autoridades y trabajadores de la escuela Martín Iquin encabezada por el director del establecimiento, Daniel Choquin, estudiantes del último año de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata y de la Pasantía Rural de Medicina de la UNT, a cargo de la doctora Eugenia Quinteros Nelle.

Al finalizar las jornadas con un acto de cierre, Amado declaró: “Este fue el segundo operativo del año de estas características en los valles. No hubiera sido posible concretarlo sin el compromiso del Ministerio de Educación que nos prestó la escuela para instalarnos, de toda la gente que trabajó estos días y los pobladores de la ciudad Sagrada que nos trataron tan bien. Agradecemos a todos los profesionales del Siprosa, desde el equipo de Logística hasta los especialistas que vinieron a trabajar de forma intensiva, así como a los estudiantes avanzados de la Escuela Superior de Medicina de Mar del Plata y los de la Pasantía de la UNT”.

Choquin explicó que, dada la lejanía con efectores de salud (más de 200 km), el Ministerio acerca la atención médica a las familias de la zona, lo que permite la detección temprana de enfermedades, la prevención y un relevamiento del estado de saludo de los vecinos y vecinas del Valle, así como el llenado de la ficha escolar: “Esta articulación entre Salud y Educación es muy gratificante y beneficiosa para la comunidad y estamos muy agradecidos. Es un trabajo en conjunto que se va a seguir consolidando”, indicó.

Marcela Dopchiz, docente de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, se encarga de la coordinación de estudiantes del último año de la carrera de Medicina y participó del campamento sanitario en Amaicha del Valle: “Nos sumamos al Operativo de Salud Integral. Los días previos visitamos a la comunidad para convocarla y hoy acompañamos todo el circuito de atención donde se hicieron análisis de sangre, orina, pesquisa y ecografía de hidatidosis, electrocardiograma, estudios oftalmológicos, dentales, atenciones pediátricas y clínicas, así como completado de fichas escolares. Nunca habíamos vivido una actividad así y la receptividad de la gente fue muy buena, en un clima cordial y ordenado”.

La oftalmóloga, doctora Claudia Fretin, informó que en el transcurso del operativo atendió cerca de una centena de pacientes, controló la salud oftalmológica de los niños, en muchos de los cuales pudo detectar disminución visual, debiendo ser necesario recetar el uso de anteojos. Las patologías más encontradas fueron hipermetropías, astigmatismos y miopías.

La médica clínica y terapista, integrante del Comité de Calidad del Instituto de Maternidad, doctora Cecilia Álvarez, declaró: “Fue muy grato participar con este equipo de profesionales de alto valor humano, comprometidos y capacitados. Asistimos a una población que muchas veces tienen dificultades de acceso a la salud, a pesar del gran trabajo que realizan los equipos del Caps y de las escuelas. Fueron jornadas duras de trabajo de las que nos fuimos con la sensación del deber cumplido”.

Médica geriatra y referente del programa de Adultos Mayores, la doctora Nilda Roldán, comentó que el evento posibilitó permitió conocer las diferentes maneras en que se producen y reproducen los procesos de salud, las características del territorio, las complicaciones de accesibilidad y las necesidades de la población. Asimismo, destacó que además de la asistencia en la escuela, los profesionales de la salud se acercaron a los domicilios de las personas adultas mayores que se encontraban con distintas complicaciones de movilidad.

Del operativo también participaron integrantes de la Dirección de Tecnología Médica a cargo del ingeniero Luis Rocha. La ingeniera Analía Martínez indicó que se colaboró con la conexión de ecógrafos y electrocardiógrafos al servidor, para poder poner en línea los estudios que se realizaron durante el operativo y sumarlos a las historias clínicas de los pacientes, idea apoyada por el ingeniero biomédico Roberto Vargas, en tanto destacó que, si la persona es atendida en cualquier centro de la provincia, los estudios podrán ser visibles.

Vecino de la zona, Daniel Flores dijo que asistir al operativo fue muy bueno: “Me vieron varios médicos hoy, muy buena atención. Estoy sano, tengo que seguir cuidándome por la tensión”.

Por otro lado, Carolina Flores llegó al dispositivo para el llenado de la ficha médica escolar de su hija, y comentó que la escuela donde se realizó la labor es a la que asiste y agregó: “Acá en Amaicha viene muy bien, uno se ahorra tener que ir al Caps a sacar turno y ver especialistas en distintos días cada uno. A mí me vieron muchos médicos diferentes el mismo día, es muy práctico, sobre todo para la gente mayor”.

Otro vecino que se benefició con el operativo, David Vargas, oriundo de Quilmes Bajo, felicitó a los gestores del operativo: “Yo vivo en una zona apartada, esto es muy bueno para la gente mayor, porque a veces se complica llevarlos a los médicos. Ojalá se repita este año”. En tanto Mariana de Quilmes contó que fue una experiencia muy interesante y positiva para la comunidad: “Pude hacerme varios chequeos y estudios y también nos colocaron vacunas”.

Los traslados durante las tres jornadas fueron constantes. Carlos Medina destacó la presencia de Logística y Transporte del Siprosa y el secretario de Amado, Sebastián Díaz, expresó que el norte de estas labores “es y será acercar el sistema de salud a la comunidad que se encuentra con dificultades para llegar a la ciudad a realizar estudios”.

Finalmente se agradeció el apoyo del equipo de trabajo de la Ciudad Sagrada integrado por: María Elena Mamani, Regina Condorí, Inés Antonia Guerra, trabajadoras de la Escuela 213 “Cacique Martín Iquín” y de María Benicio, Celeste Chaile, Jennifer Chaile, Cecilia Vivanco, Emanuel Mamaní, Rocío Llampa y Sonia Morales, integrantes de la Ciudad Sagrada.