El dengue en la región norte del país

Un análisis del ministro de Salud de Tucumán, doctor Luis Medina Ruiz.

El ministro de Salud Luis Medina Ruiz.
El ministro de Salud Luis Medina Ruiz. Foto: Ministerio de Salud Tucumán

La preocupación por el dengue está generalizando un intenso movimiento en la provincia, encabezado por el ministro de Salud Pública, doctor Luis Medina Ruiz. En un programa de televisión hizo un extenso análisis sobre la situación en la provincia y en la región norte del país. Esta es una parte del panorama que trazó el funcionario del gobernador Osvaldo Jaldo, acerca de la enfermedad:

--¿Podemos llevar tranquilidad a la población con este tema del dengue?

--Absolutamente. Ya hemos pasado este año un brote, histórico, con muchísimos casos: casi 40,000. Teniendo en cuenta que nosotros hemos notificado todos los pacientes, con positividad, por laboratorio y por clínica también, algo que no hicieron todas las otras provincias. Por lo tanto, tenemos certeza de la cantidad de pacientes que han pasado y con una cepa inusualmente agresiva, con muchos cuadros de deshidratación, sobre todo en personas jóvenes.

En este momento tenemos una amenaza muy importante a nivel regional. Hay una gran presión epidemiológica. Tucumán estuvo 148 días sin circulación del virus, sin presencia del virus del dengue, a pesar de que hemos seguido buscando activamente a las personas que tenían fiebre. Pero otras provincias en el NEA; Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, no dejaron de tener dengue. En este momento, es endémica, que es lo que nosotros tenemos que evitar. En el Norte, en Brasil, Bolivia y Paraguay, hay muchísimos casos de dengue y chikunguña. Nosotros en Tucumán tenemos que trabajar activamente, todos. En el estado, en todas sus formas, y la ciudadanía en su casa. Si nosotros logramos no tener criaderos de mosquitos, sea una tapita de gaseosa, un recipiente, un juguete, una canaleta, que contiene agua que se pone en contacto luego con los huevos depositados hasta un año atrás Aedes Aegypti,  más el calor, que lo tenemos. Si nosotros evitamos tener estos elementos en nuestra casa y a 200 metros alrededor de nuestra casa, no vamos a tener la presencia del mosquito. Porque sabemos que el mosquito vuela, no más de 100, 150 metros. Esa es la herramienta con la cual nosotros tenemos que combatir al dengue. Y, por supuesto, si tenemos que viajar, el repelente. Si tenemos fiebre; consulta precoz. Todo tendiente, primero a no enfermarme, personalmente, y evitar que se contagie el resto de la comunidad para evitar brotes con pacientes autóctonos. En este momento tenemos un solo caso de positivo por dengue, que es importado y, mientras encontremos pacientes importados, estamos bien. Mientras lo encontremos a tiempo. Eso quiere decir en los primeros días y con el control de foco que hacemos. No importa si es feriado, si es de mañana, de tarde, salimos con nuestros equipos y bloqueamos el foco donde está la persona y esas son las herramientas con las que tenemos que combatir esto. Lamentablemente, el cambio climático ha llevado a que en invierno tengamos dengue. El dengue, que antes era cada tres o cuatro años, ahora parece va a ser anual. El dengue que antes se terminaba en Salta, Jujuy y, sobre todo, en el norte de esas provincias, ahora ya llegó hasta la Pampa. O sea, este cambio climático lo estamos viviendo y sufriendo. Y para eso nos tenemos que adaptar. Para tener la capacidad de respuesta desde Salud, por supuesto.  Pero en todas las áreas. Incluso el ciudadano que tiene que hacer su trabajo. Nosotros estamos preparados. Estamos próximos a tener un herbicida que está producido entre el Ministerio de Salud y el CONICET. Un herbicida biológico, que va a ser otra herramienta para esparcir los lugares donde no podemos eliminar el reservorio y más las otras herramientas individuales. Yo creo que tenemos que tener un buen control.