Argentina, ya desde hace unas semanas, atraviesa la cuarta ola de COVID-19 y según los especialistas en salud, los porcentajes de contagios subieron de manera exponencial, trepando en un 300% en los últimos 30 días.

En la última semana, se relevaron 43.487 nuevos contagios en todo el país. Foto: José Hernandez

Como está estipulado, el Ministerio de Salud informa sobre la cantidad de contagios una vez por semana, por lo que este domingo hizo lo propio, relevando un total de 43.487 contagios nuevos y a su vez 49 fallecidos en los últimos siete días por este virus.

Al mismo tiempo, el otro número que también comienza a subir -y en consecuencia, a preocupar- es el de los internados en terapia intensiva, aumentando a 323 pacientes que permanecen en estado crítico.

Cuarta ola de COVID-19: porcentajes alarmantes

Si se traslada a porcentajes lo enunciado por el Ministerio de Salud, estos 43.487 contagios nuevos equivalen a casi un 28% de aumento respecto de la semana anterior. Y si se hace la comparativa en retrospectiva, los casos subieron un 284,6% en el último mes.

Respecto de los fallecimientos, que en los últimos siete días tuvieron que lamentarse 49, el número creció, pero mucho menos que los contagios, dado que la semana anterior también se habían registrado 47 muertes.

El porcentaje de personas internadas en terapia intensiva aumentó de forma notable en la última semana.

La ocupación de las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) sí se incrementó considerablemente, pasando de 300 a 323 en tan solo una semana.

Desde el inicio de la pandemia, Argentina lleva 9.178.795 los casos confirmados y 128.825 fallecidos.

La vacunación en Argentina

Los informes del Ministerio de Salud indican que el 87,6% de los argentinos están inoculados contra el coronavirus, al menos con una dosis, y el 79,7% sí ya pudo adquirir el esquema completo.

Los problemas surgen ante el inevitable avance de la variante Ómicron, y la escasez de ciudadanos vacunados con la dosis de refuerzo, donde solo el 42,6% de los mismos la tienen aplicada.

La media de todo el país de aplicaciones de dosis de refuerzo apenas supera el 42%, algo que preocupa a las autoridades sanitarias. Foto: Prensa Municipalidad de Rafaela

Así, de los distritos que más primeras dosis de refuerzo aplicaron, la Ciudad de Buenos Aires se coloca en primer lugar, con una cobertura de casi el 70% de su población. Mientras que en el otro extremo se ubica la provincia de Misiones, con apenas el 17,2%.

Entre las provincias más destacadas, Santa Fe alcanza más del 50% de inoculados con dosis de refuerzo. Córdoba apenas supera el 41% y Mendoza no llega al 40%.