Un hombre entró al hospital en el municipio salteño de Tartagal, donde estaba internada su expareja y la violó. Luego se fue y la amenazó a través de mensajes de texto.

El hecho ocurrió el miércoles 11 de noviembre. El hombre, identificado como Sergio Zalazar, quedó detenido y fue imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal y amenazas en contexto de género en perjuicio de su expareja.

Según consta en las actuaciones, el acusado se presentó en una clínica local, donde su exnovia estaba internada. Le pidió dinero y que retomaran la relación. Ante la negativa de la mujer, se enojó, la tomó del cabello y luego abusó sexualmente de ella, mientras la amenazaba con quitarle la vida a ella y a sus hijos.

Luego se retiró y envió mensajes al celular de la víctima, reiterando las amenazas. Fue detenido e imputado y el fiscal solicitó al Juzgado de Garantias interviniente, que mantenga la detención del acusado.

.