Una vez más, la violencia a la salida de un boliche deja a un joven herido en un Hospital. Germán Salvatierra tiene 23 años y por una discusión en la que él no estaba involucrado, fue atacado por siete policías que le quebraron el tobillo.

Todo comenzó cuando Germán, quiso defender a una amiga, que estaba discutiendo con un hombre en estado de ebriedad. Un grupo de policías que estaban en el lugar, observaron la situación y le pidieron al joven que se retire del lugar, y así fue.

Los efectivos policiales tomaron del brazo a Germán y a la fuerza lo sacaron del local bailable. Sin embargo, una vez que cruzó la puerta le dieron una fuerte golpiza.

Germán Salvatierra presenta politraumatismos en todo el cuerpo y tiene que ser operado por una fractura en el tobillo, producto de la golpiza. Foto: El Tribuno

Según relató el joven en diálogo con “El Tribuno”, los hombres le quebraron un tobillo, además de provocarle politraumatismos en todo el cuerpo.

Germán está internado desde hace cinco días en el Hospital San Bernardo esperando a ser operado. ”Todavía no tengo fecha para operarme. Los médicos me dijeron que sí o sí debo ser intervenido en mi tobillo, que no hay otra. Pero no tengo ni idea cuando podré ingresar al quirófano”, dijo.

Desde hace cinco días el joven espera en el Hospital San Bernardo a ser operado. Foto: El Tribuno

Y agregó: “Esto no puede quedar impune. No puede ser que a uno lo manden al hospital las personas que tienen que velar por tu integridad física y cuidarnos”.