Peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) y de la Policía de Salta trabajaron en la zona donde cayó el helicóptero que comandaba el banquero Jorge Brito desde esta mañana. Están en el lecho del río Juramento, cerca del dique Cabra Corral, a unos 75 kilómetros al sur de la capital. Además, el cuerpo de Brito y de su piloto Santiago Beauden, serán sometidos a una autopsia.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron que los cuerpos de Brito y Beauden fueron trasladados anoche al Servicio de Tanatología Forense del CIF.

Así quedó el helicóptero de Jorge Brito tras el accidente.Foto de El Tribuno

El fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en turno, Gustavo Torres Rubelt, tomó intervención en el caso, junto con su par Ana Salinas Odorisio, en una actuación conjunta con la Unidad Fiscal Federal de Salta, con la participación del fiscal federal de turno, Ricardo Toranzos.

Los peritos del CIF trabajan en el lugar del siniestro, junto con personal policial, para establecer las causas de la caída del helicóptero.

Ayer, cerca de las 16, un llamado telefónico al Sistema de Emergencias 911 realizado por una mujer, que se encontraba junto con su pareja en proximidades al dique Cabra Corral, alertaron sobre la caída de la aeronave.

Ayer, el ministro de Seguridad provincial, Juan Manuel Pulleiro, fue el único funcionario que habló con los medios para confirmar el fallecimiento de Brito y su copiloto, y destacó que en el hecho “interviene la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), por tratarse de un accidente aéreo”.

Asimismo, comentó que la nave quedó “debajo de tres o cuatro cables de tirolesa”, por lo que “se intuye que ha chocado con alguno de ellos, lo que provocó el desprendimiento del rotor de cola y la caída al lecho del río”.

“En el tema del helicóptero hay dos legajos abiertos. Uno de la Procuración de la Provincia, donde intervinieron dos fiscales provinciales en la recolección de los cuerpos y las autopsias, por haber actuado la policía de Salta”, precisó el fiscal federal Ricardo Toranzos.

En tanto, indicó que el otro legajo abierto está en manos de la Fiscalía Federal a su cargo y “está motivado en la intervención del jefe del aeropuerto y de organismos como la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), que están abocados a determinar las causas del accidente” y que hoy “trabajan en el lugar”.

“Se estima que después de las medidas urgentes se analizará la competencia judicial”, sostuvo el fiscal, quien comentó que los organismos federales “remitirán un informe preliminar” una vez terminadas las pericias.

En tanto, los cuerpos de Brito y Beauden fueron trasladados anoche al Servicio de Tanatología Forense del CIF, donde se les realizó la correspondiente autopsia, y esta mañana, la jueza de Garantías 7, María Edith Rodríguez, dispuso la entrega de los restos de las dos víctimas a sus familiares.

Con información de Télam.