La Justicia de Salta investigará la muerte de dos hermanos, uno falleció el cuatro de diciembre y la otra menor el 13 del mismo mes, solo nueve días entre sus partidas. Ambos presentaban aparentes cuadros graves de salud que resultaron insalvables en la guardia del hospital de la localidad de Salvador Mazza.

El fiscal Penal Armando Cazón que tiene el caso en sus manos aseguró a través de un posteo en Facebook: “Di intervención al CIF Orán para la autopsia. Se hará todo lo que corresponde hacer en estos casos para determinar la causa de la muerte”.

La madre de la niña realizó una denuncia en contra del personal del nosocomio por mala praxis y abandono de persona. El fiscal Cazón dispuso que se remita la historia clínica de la niña y nómina del personal de turno en la guardia de emergencias del hospital de Salvador Mazza al momento de ocurrido el incidente.

Además, Cazón ordenó que el cuerpo de la menor sea trasladado a Orán para que personal del Servicio de Tanatología Forense del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), cumplidos los protocolos vigentes, practique la autopsia.

El cuatro de diciembre, el menor de dos años ingresó al hospital de Salvador Mazza junto a sus padres con un cuadro agudo de baja temperatura, deshidratación severa y mal estado general. “El niño sufrió un paro cardiorrespiratorio y las maniobras de RCP no lograron reanimarlo”, indicó una fuente hospitalaria.

Por otro lado, este lunes 13 ingresó con un cuadro grave la hermana de cinco años. Le realizaron los análisis clínicos y le diagnosticaron una infección generalizada. Al hacerle estudios por imágenes, los médicos pudieron observar que los pulmones de la niña estaban colapsados. Ante la gravedad, la derivaron al hospital de Tartagal por ser un centro de mayor complejidad. Sin embargo, la niña falleció antes de recibir atención.