Semas atrás, el juez Adolfo Figueroa dictó el sobreseimiento del excura, Carlos Aguilera imputado en 2019 por abuso sexual, luego de considerar que la acción penal estaba prescrita. Para revertir la situación, la Fiscalía de Impugnación impuso un recurso de queja ante la Corte de Justicia, que lo rechazó.

Ahora la fiscal Ana Salinas Odorisio interpuso el recurso extraordinario federal por arbitrariedad de sentencia, en contra del punto I del pronunciamiento de la Corte de Justicia de Salta mediante el cual se desestimó la queja por recurso de inconstitucionalidad denegado. Es que según la Corte de Justicia de Salta, casos como el de Aguilera, fueron tratados en los precedentes Galaverna, de 2019 y Chinque, de 2021. La Corte también entendió que en el caso Aguilera no se configuró “una situación de gravedad institucional”. Así, dejó firme y de manera irrevocable en el ámbito local, el sobreseimiento de José Carlos Aguilera por extinción de la acción penal, por prescripción.

Aguilera fue detenido el 21 de marzo de 2019 e imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, agravado por ser ministro de culto (dos hechos) en concurso real con abuso sexual simple agravado por ser ministro de culto.

El 12 de abril de 2019, el juez Héctor Martínez del Juzgado de Garantías 5 dictó la prisión preventiva requerida, en ese momento, por la fiscal María Luján Sodero, en el marco de una investigación penal abierta a partir de la denuncia de dos jóvenes, los que denunciaron hechos ocurridos cuando el acusado estaba al frente de la parroquia de Campo Santo.

La votación en el seno de la Corte de Justicia se repitió 5 a 4 a favor de declarar prescriptos los delitos sexuales imputados a Aguilera. La resolución de la Corte podría replicarse también en la causa que se sigue en contra del ex cura Emilio Lamas e incluso favorecer al reciente condenado Agustín Rosa Torino, quien fue sentenciado a 12 años de prisión por delitos sexuales en perjuicio de tres víctimas.