Luego de que finalmente se confirmara la realización de la procesión del Milagro, los peregrinos de diferentes localidades y parajes de la provincia esperan poder participan del evento religioso más importante de la religión católica salteña. Algunas delegaciones piden participar en pequeños grupos porque para ellas es importante cumplir sus promesas de fe a los Santos Patronos.

Tras una reunión entre miembros del Arzobispado de Salta y el COE provincial, el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, confirmó que la situación sanitaria que atraviesa la provincia posibilita la realización de la procesión el 15 de septiembre pero bajo protocolo. Esto significa que las imágenes circularán por las avenidas Belgrano y Sarmiento hasta el Parque 20 de Febrero sin fieles. La gente podrá ubicarse en las calles laterales y se permitirá 1000 personas por cuadra. Las autoridades provinciales tampoco acompañarán el recorrido del Señor y la Virgen del Milagro.

“En cada cuadra, que son 20, se permitirá que haya gente en las veredas, los lugares son bastante amplios porque son avenidas y luego el parque es abierto. Son lugares espaciados para lograr que se respete el distanciamiento”, explicó Villada.

Posterior a la información oficial, el Arzobispado emitió un comunicado en el que “exhortó” a no peregrinar y pidió a los párrocos a realizar celebraciones a la par de la ceremonia principal. El lunes próximo las autoridades eclesiásticas se reunirán con el COE para pulir detalles y aprobar el protocolo para la procesión.