Dos de jóvenes, uno de 19 años y otro de 21, entraron a robar a una casa ubicada en el barrio Ramón Abdala de Rosario de La Frontera, Salta y fueron sorprendido por una familia que los encontró intentando sustraer algunas de sus pertenencias.

Los ladrones pudieron escapar y se dieron a la fuga, pero al día siguiente volvieron al domicilio a reclamar una gorra y un celular que habrían perdido allí mientras escapaban. Esta vez, los delincuentes amenazaron con un arma blanca a uno de los integrantes de la familia.

Oscar López Ibarra, fiscal penal de Rosario de la Frontera, imputó provisionalmente a los dos jóvenes por la posible comisión del delito de tentativa de robo, desobediencia judicial y amenazas con arma blanca.