Luego de la Justicia Federal detuviera al exintendente de Aguaray, Jorge Enrique Prado, investigado por su presunta participación en el millonario robo de caños del Gasoducto NEA, hubo dos allanamientos en el norte provincial. Uno fue en la casa de los padres del imputado y el otro en la vivienda del exsecretario de Hacienda de Aguaray, Fredy Céspedes.

Jorge Enrique Prado fue apresado el martes pasado en un bar ubicado en la avenida del Bicentenario por pedido del juez federal Gustavo Montoya en la causa donde se lo imputa por robo agravado, fraude a la administración pública y falsificación de instrumento privado. Está alojado en la sede de Gendarmería. Durante los allanamientos, que se realizaron de manera simultánea, los efectivos secuestraron computadores y abundante documentación que podría ser útil para la investigación.

Gasoducto del NEA

La Justicia Federal investiga a Prado por su presunta complicidad en el robo de caños del Gasoducto NEA, valuado en 15 millones de dólares. Paralelamente a las medidas adoptadas por el juez Montoya, y según publica El Tribuno, el fiscal penal Armando Cazón ampliará la imputación contra Prado en la causa que se le sigue en el fuero local y en la cual se lo acusa de malversación de fondos públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario.