Persiste y preocupa el tránsito ilegal en el limite de Argentina con Bolivia. En las últimas horas se corroboró que un grupo de estudiantes todos los días cruza en gomones desde el país vecino hacia la localidad salteña de Aguas Blancas para ir a la escuela. Amontonados, y con sus delantales blancos, los menores se exponen a diario al subirse a estas precarias embarcaciones que atraviesan el acaudalado río en la cara de quienes deberían controlar que no suceda.

Cuatro meses atrás en ese mismo lugar hubo una tragedia. Un gomón con más de 20 personas a bordo pinchó y naufragó en el río. Algunos pasajero murieron otros salvaron sus vidas de milagro. Pese esto, esta metodología para cruzar la frontera persiste.

Las autoridades de la escuela informaron a medios de Orán que son más de 40 los alumnos de nivel inicial y primario, entre los turnos mañana y tarde, que cruzan a diario la frontera porque tienen DNI argentino, a pesar de ser bolivianos y que además tienen domicilio en Aguas Blancas.

Según detalla El Tribuno, la realidad del cruce de los niños con guardapolvos blancos en gomones a diario dejó al descubierto una nueva problemática, además de comprobarse una vez más que los pasos fronterizos siguen funcionando ilegalmente a la vista de todos los funcionarios, no solo de Seguridad sino también ahora de Educación. No hay PCR ni oficinas de Aduana o Migraciones que puedan parar el ingreso de personas o mercaderías por la frontera.