Mientras rige en confinamiento en nueve departamentos de la provincia, este miércoles se reportaron 324 casos positivos de coronavirus en Salta. La cifra de casos es menor si se la compara con la de la semana pasada o con inicio de semana, sin embargo esto no se debe a la vuelta a fase 1, cuyo impacto se verá dentro de 14 días.

Según el reporte del Ministerio de Salud de la provincia, de los 324 casos nuevos en la provincia, 305 corresponden a muestras procesadas por laboratorio y 19 definidos por criterio clínico epidemiológico. Además hay 187 pacientes internados en unidades de terapia intensiva y 66 con asistencia respiratoria mecánica y a la fecha, los decesos por COVID-19 en Salta suman 1354. Desde el inicio de la pandemia, Salta registra 41.995 casos confirmados, de los cuales se recuperaron 36.096, lo que representa el 86%.

En los departamentos Cachi, Chicoana, Metán, Capital, La Caldera, Rosario de la Frontera, Cerrillos, La Candelaria y Rosario de Lerma hasta el 31 de mayo quedaron suspendidas las actividades económicas, industriales, comerciales, educativas, religiosas, deportivas, culturales, sociales y turísticas. Las actividades de esparcimiento al aire sólo se pueden realizar en cercanías de los hogares, y hasta las 18. Las personas que tengan que circular por la ciudad deberán contar con un permiso especial que avale su actividad.

A pesar de las restricciones, una importante cantidad de comerciantes optaron por abrir sus puertas y trabajar, a pesar de que, por ejemplo, las peatonales del centro de la capital salteña están valladas. Los rubros que decidieron abrir sus puertas son de venta de ropa, calzado, celulares, joyería y los esenciales como farmacias. El martes pasado en diferentes municipios de la provincia hubo manifestaciones en contra de las medidas del Gobierno.