Este martes alrededor de las 11, los vecinos de la calle La Gaceta en el barrio El Tribuno se alertaron con el grito desgarrador de María Mercedes Ursagaste, una profesora de yoga conocida en la zona. Su expareja, Carlos Ernesto Gómez, de 65 años, la había apuñalado y dejado tirada en el garaje de su vivienda. Él huyó por el techo y se quitó la vida en el fondo de la vivienda de la víctima. Ella murió cuando era trasladada al Hospital San Bernardo.

Mercedes tenía 39 años y dos hijos, una adolescente y un niño de 5 años. El año pasado perdió a su marido a causa del COVID-19. Al tiempo inició una relación con Gómez pero, según revelaron sus allegados, lo dejó porque era celoso y violento. Este martes él fue a buscarla para matarla. Le clavó un cuchillo en el cuello y luego se suicidó. Los policías lo encontraron muerte en el fondo de la casa de Urzagaste.

Lo ocurrido es investigado por la fiscal penal de la Unidad de Femicidios, Mónica Poma, quien dispuso el trabajo del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, y diversas medidas tendientes a lograr el esclarecimiento del hecho. Además, se decidió dar intervención a la Asesoría de Menores e Incapaces, debido a que la mujer fallecida tenía dos hijos menores de edad que quedaron técnicamente huérfanos.

De lo que se pudo reconstruir se estableció que hace cuatro meses la mujer había terminado la relación con Gómez, quien habría llegado en la mañana del martes a ese domicilio y en minutos se produjo el desencuentro violento. Es por eso que fueron los vecinos los que alertaron al 911, pero no pudieron evitar que la pandémica violencia de género se cobre la vida de otra mujer en Salta.