Después de un año sin clases por la pandemia y por la falta de manteamiento, se deterioró la estructura edilicia de muchas escuelas públicas de la provincia. Semanas atrás se cayó el piso de un establecimiento educativo de la localidad de Chicoana, y ahora un concejal de Aguaray hizo público el deplorable estado en que se encuentra la Escuela albergue Nº 4.175 en el paraje Macueta, en el límite con Bolivia.

El edil Sergio Nieva contó que para llegar a la institución, los niños y adolescentes deben caminar entre cuatro y seis horas por un camino que actualmente está intransitable por la cantidad de vegetación y barro. Denunció, además, que actualmente los estudiantes de primaria y secundario no asisten a clases porque el edificio está sucio, lleno de ratas y murciélagos.

Denuncian que un escuela albergue de Aguaray está llena de ratas y murciélagosFM Profes

“El año pasado no hubo clases como en todos lados y como no fue nadie se llenó de roedores. La lluvia hizo que se inunde y que se mojen los colchones que ahora son inutilizables. Además, entraron murciélagos. Actualmente, no están teniendo clases los chicos por la medida de fuerza de los padres que decidieron cortar la ruta”, señaló Nieva a FM Profesional.

Nieva también cuestionó que el Estado municipal no haya invertido en obras para la Escuela. “Debieron hacer un relevamiento antes del inicio de clases. El interventor de Aguaray empezó por el centro de las escuelas de la ciudad y donde se mandó plomería y albañilería pero me imagino que no se dieron cuenta de esta escuela porque está en un lugar alejado. Encima no se puede ingresar porque el camino está destruido”, añadió.