La denuncia expresa que lo golpearon en la boca del estómago, pulmones y riñones.


La Justicia investiga a quince guardias por haber torturado a un preso en la cárcel de Metán. Los acusan de haberlo golpeado en el piso a rodillazos y patadas en la boca del estómago, pulmones y riñones.

El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Sebastián Fucho hizo lugar a un recurso de Habeas Corpus interpuesto por el padre de un interno de la Unidad Carcelaria 2 de Metán. El magistrado dispuso que el interno sea reintegrado a su pabellón y a sus tareas; también ordenó medidas sobre su salud y comunicó al director General del Servicio Penitenciario de Metán la conducta desplegada por el personal penitenciario.

“Las condiciones de encierro han sido agravadas de manera arbitraria e ilegal por un grupo de personas del Servicio Penitenciario y aunque el régimen establece sanciones en celdas de castigo, no se justifica de ninguna manera la violencia física”, detalló el juez. 






Comentarios