Con el respaldo de los bloques oficialistas la Cámara de Diputados otorgará media sanción al Presupuesto de la Provincia para la ejecución del próximo año.

Pese a la negativa que obtendrá la iniciativa por parte de Salta Somos Todos, el Partido Obrero y Un Cambio para Salta, el oficialismo reuniría los votos necesario para aprobarlo.

El proyecto, que estipula un crecimiento del 30% en los gastos totales en relación a lo previsto para 2018,  contempla un fuerte incremento en los programas alimentarios, que sumarán $2.430 millones.

Respecto a la obra pública, la inversión más importante se hará en agua y saneamiento con $1.481 millones y para viviendas se destinarán $958 millones. Educación recibirá $768 millones