El pasado 13 de octubre un portal de noticias local escrachó a un funcionario de Metán, al publicar que, a pesar de la pandemia, habían realizado una fiesta en la que habían participado el funcionario y su hermano junto a otras personas de esa ciudad.

Sergio Fabián Salinas tiene 25 años y se desempeña, al menos de momento, como secretario de Cultura de Metán. Lo cierto es que tanto él, como su hermano Augusto Emanuel Salinas, de 23 años, fueron imputados por el delito de incumplir las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia, previsto en el artículo 205 del Código Penal.

El fiscal penal 2 de Metán, Gonzalo Gómez Amado explicó que resta la imputación de una tercera persona, que por razones laborales no se encuentra en esa ciudad y que se concretará a la brevedad.

La fiesta se llevó a cabo el 11 de octubre y era por el festejo de cumpleaños de uno de los imputados. Se extendió desde el mediodía hasta la tarde y, según declaraciones, la concurrencia no superó las 20 personas.