Desde hace siete meses el sector gastronómico de Orán se encuentra completamente cerrado, pero a pesar de ello dos empresarios convocaron a la solidaridad de sus vecinos para programar 14 días de cenas para 50 personas que trabajan en la guardia de noche del hospital San Vicente de Paúl.

Sus nombres son Joaquín Martínez del restaurante Cambalache y Emanuel Luna, del restaurante Herencia. La página de Facebook del hospital compartió un agradecimiento a ellos y a todos los vecinos que colaboraron con aportes para que puedan cocinar las viandas para el personal de salud.

Dos restaurantes organizaron la cena para la guardia nocturna del hospital de Orán (Facebook Hospital de Orán - "Sitio Oficial")

En diálogo con El Tribuno, Emanuel contó que la idea surgió tras preguntarle a la pediatra de su hijo qué necesitaba el personal de salud, y si podían colaborar con algo de comida rica. Especialmente, lo preguntó porque el único momento en el que el personal de salud se saca la máscara es para comer.

"La doctora Campos se emocionó mucho con la propuesta y me dijo que eso sería un mimo al alma. Me puso en contacto con la nutricionista del hospital, y cuando me confirma el hospital que aceptaba la donación, hablé con Joaquín, él se prendió enseguida con la idea, nos contactamos con mucha gente que conocemos en Orán, medios de comunicación, productores, comerciantes y se armó una cadena espectacular de amor y solidaridad. Empezaron a llegar donaciones de verduras, alimentos y el grupo Amigas Solidarias juntó dinero para comprar la carne".

Emanuel habló de la emoción que sintió por las donaciones de la gente. "Una señora jubilada me llamó a buscar una caja de pollo que compraron entre los vecinos del barrio Güemes. Y así un montón. Todos se sumaron. El compromiso es de dos semanas por la noche." Esperan que alguien pueda sumarse a la iniciativa para que puedan recibir un buen almuerzo y cena los trabajadores que batallan contra el coronavirus.

Dos restaurantes organizaron la cena para la guardia nocturna del hospital de Orán (Facebook Hospital de Orán - "Sitio Oficial")

"Nosotros solo pusimos la iniciativa y el capital humano; pero es la gente de Orán la que logró que esto sea posible con su generosidad. Cocinarle al personal de Salud calmó un poco la amargura que tenemos hace siete meses por no poder trabajar. Somos un rubro muy estigmatizado".

Finalmente, Emanuel expresó que el sector gastronómico se encuentra en una gran crisis a pesar de que se habilitó el rubro en Orán. Para organizarse con la comida, se dividieron una semana en cada restaurante. "Esta semana es en el restaurante de Joaquín, Cambalache, y cocina su esposa, Soledad López, que es una genia. Quieren en el hospital que les enseñe a cocinar las berenjenas".

La semana que viene le toca al restaurante de Emanuel, con un menú más regional, de la mano de las cocineras Gisel, Raquel y Pato. "Vamos a tratar de cerrar el ciclo con un buen asado porque mi especialidad es la parrilla", y agregó: "Los invito a los colegas gastronómicos a tomar la posta de esta idea, con la colaboración infinita de los vecinos de Orán".