Daniel Gatica había publicado una carta en Facebook donde denunciaba las malas condiciones laborales en el hospital. El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, repudió el ataque al profesional.


La historia del médico Daniel Gatica que renunció a la guardia del Hospital “San Vicente de Paul” de Orán tras ser agredido por familiares de una persona fallecida por coronavirus, hizo eco a nivel nacional. El propio ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, repudió el ataque al profesional.

Tras la repercusión que tuvo lo sucedido y el malestar social que generó la agresión, Gatica decidió que no dejará de trabajar en el hospital y que no abandonará a sus compañeros en plena pandemia, pero aclaró que no estará en la guardia. “Hoy fue una pedrada a 20 centímetros de mi cara, mañana puede ser una puñalada y en una semana o mes un arma”, sostuvo el profesional en una entrevista con FM Profesional. 

“No voy a abandonar a sus compañeros en plena pandemia”

Tras el ataque, Gatica publicó una carta en Facebook donde denunció que los médicos de la guardia del San Vicente de Paul trabajan horas de horas, que hasta llegan a ser días, sin descansar, ni tener tiempo para comer o ir al baño. Aseguró estar cansado de no contar con los elementos necesarios para atender a los pacientes, y de tener que elegir a quienes darle una cama y a quienes dejar sentados en una silla.

Ginés González García

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, opinó sobre la situación en Orán. “Tenemos casi 700 personas del ministerio y voluntarios trabajando en distintos lugares críticos del país, y uno de ellos es Orán. El esfuerzo de los trabajadores ahí es increíble, dejan de dormir y de ir al baño para atender a los pacientes. Es un esfuerzo sobrehumano”, dijo el funcionario y sentenció: “Que haya agresiones a trabajadores de la salud no lo puedo entender; porque ellos son verdaderos héroes”. 




Comentarios