Si bien las redes sociales son una herramienta de comunicación y una voz para quienes antes no la tenían, para concientizar e informar, para hacer campañas, para escuchar otras voces, el lado oscuro de las mismas se manifiesta en prácticamente cada publicación que se realiza, especialmente cuando se trata de influencers con miles de seguidores, como es el caso de la humorista, modelo y emprendedora tartagalense Mar Tarrés.

El contenido que Mar publica en las redes sociales varía desde promoción de su marca de ropa, vida diaria, sus perros y concientización sobre la obesidad.

También comunica mucho sobre la importancia de la autoestima y de no dejarse amedrentar por las opiniones ajenas, sobre todo las mal intencionadas; obviamente no con tantas palabras, sino fiel a su estilo lejos del lenguaje “ejecutivo”.

Esta vez, publicó un video destrozando a las personas que se la pasan criticando los cuerpos en general: "A las mujeres que son demasiado flacas las insultan, das asco sos una bulímica una anoréxica, mírate los huesos, mírate las costillas", comienza el video, "Y a las mujeres que somos demasiado gordas: no te da vergüenza ponerte esa maya? No te da vergüenza subir esa foto en lencería? Era necesario? Sos un asco, sos una obesa, sos un lechón, sos una chancha sos una enferma."

"Acá los únicos enfermos son los que opinan del cuerpo y la vida de los demás", empieza a concluir el video, terminando con una sutil pedido a estas personas de cerrar delicadamente la boca antes de emitir juicios.

Este video, como casi todos los publicados por Mar Tarrés produjo una oleada de comentarios por parte de los usuarios: muchos de apoyo, muchos de acuerdo, muchos mandando saludos a la joven que para muchos es baluarte de lucha contra una enfermedad y a la vez de autoestima.

“Acá los únicos enfermos son los que opinan del cuerpo y la vida de los demás”

Pero no faltaron los haters de siempre que la destrozaron con argumentos como "vos fomentás ser gorda" (un clásico de los comentarios que se ven en las publicaciones de la joven salteña), "siempre con lo mismo", "resentida y mal educada".

Como siempre las redes sociales son una herramienta de doble filo, que muchas veces despiertan lo mejor, y otras veces lo peor de la gente, y este hecho se manifiesta sobre todo en los comentarios de los usuarios, que siempre detrás del velo de internet, vuelcan toda su agresividad sin las consecuencias que implica hacerlo cara a cara.

A pesar de la agresividad de algunos comentarios, Mar Tarrés continúa realizando publicaciones sobre su vida, alentando a querer los cuerpos propios tal como son, a no dejarse intimidar por las opiniones ajenas, y a concientizar sobre la obesidad.