El domingo pasado un conductor perdió el control de su auto, se incrustó en una despensa y mató a una mujer de 24 años.


Flavia es la dueña de la vivienda en el asentamiento Virgen de Urkupiña, donde el domingo pasado se incrustó un auto manejado por un hombre de 72 años. El conductor atropelló y mató a una mujer de 24 años, y lastimó a dos adolescentes. Flavia fue testigo del trágico accidente y contó que escuchó un golpe y la voz de un hombre que decía: “Amor, despertate”.

Los menores lesionados son hijos de Flavia. Hace pocos días, la mujer había armado un almacen en su casa, y el domingo a la noche 22 todavía estaba atendiendo clientes cuando el auto se inscrustró en su vivienda. La mujer que murió atropellada estaba comprando en el lugar.

“Mi hijita estaba en la segunda pieza y terminó debajo de las ruedas del auto. Un vecinito la sacó, ahora le duele todo el cuerpo. Mi hijo estaba justo cerrando la puerta. Él se agachó y cubrió su cabeza. Tiene quebraduras en diferentes partes de su cuerpo”, contó Flavia.

Según trascendió, el conductor del vehículo estaba borracho y venía manjenado en zin zag. Tras el impacto quedó inconsciente, ahora está internado con custodia policial. La casa de Flavía quedó destruida y ella se tuvo que mudar con sus seis hijos a la casa de una amiga. 




Comentarios