Sucedió en el barrio salteño Norte Grande. Los efectivos iban a bordo de un móvil y, tras el disparo, se fueron sin ayudar a la víctima.


Imputaron a los policías que le provocaron la pérdida de un ojo a joven un militar en el barrio Norte Grande. El accidente fue el 29 de julio cuando el efectivo caminaba por la calle y recibió un balazo de goma en el rostro. El disparo se efectuó desde un móvil policial que circulaba por la zona. 

El sargento Mario Alberto Funes, el suboficial ayudante Luis Armando Quispe, el sargento ayudante Diego Alberto Cachi, el cabo Víctor Fabián Díaz y agente Lucas Daniel González están acusados de vejaciones calificadas y lesiones graves en perjuicio de Néstor Ramón Ávalos, miembro voluntario del Ejército Argentino. Flores está indicado como el autor del disparo mientras que los otros tres policias como partícipes necesarios de la agresión.

La fiscal penal Verónica Simesen acreditó que luego de dispararle a Ávalos se fueron del lugar sin asistirlo. Los vecinos auxiliaron a la víctima. Primero lo llevaron al Hospital Papa Francisco, donde no lo atendieron, y terminó en el Hospital San Bernardo, donde le operaron tras sufrir el estallido total del ojo izquierdo.




Comentarios