La OMS aseguró que la sustancia no tiene ningún efecto en el COVID-19, pero la movida de la salteña convenció a muchos, incluso al senador de capital.


Durante la mañana de ayer, una junta de firmas en la plaza 9 de Julio causó polémica en Salta. Es porque Virginia Cinalli asegura que tiene pruebas de que el dióxido de cloro puede curar el coronavirus, y quiere que el gobierno provincial lo utilice para tratar pacientes con COVID-19.

En diálogo con La Gaceta, la mujer contó que escribió al Arzobispo de Salta, tras escuchar que en Ecuador diez obispos le pidieron al presidente Lenin Moreno que autorice el uso del dióxido de cloro en el sistema de salud.

Salteña asegura que tiene pruebas de que el dióxido de cloro puede curar el coronavirus (La Gaceta)

Cinalli dio ejemplos de conocidos que curaron diversas patologías y dolencias gracias a esta sustancia, desde gripes, hasta alergias y dolor de cadera. “Pensá que con un valor de dos pesos curás a un paciente con COVID-19″, aseguró. “Empecé por las redes a decir que esto sirve y a informarme, a investigar”.

La movida de Cinalli llegó a los gobernantes provinciales, luego de que escribiera a Gustavo Sáenz y Bettina Romero el 2 de julio. Recibió la respuesta el 13 de julio desde el Comité de Ética, que aseguró que no sirve. “Queremos que el gobierno autorice a las farmacias a realizar una fórmula magistral así tenemos la certeza de que es un producto que está bien hecho”; Cinalli aseguró que esta reacción se debe a una campaña de miedo a nivel mundial, y que los pedidos de la gente puede cambiar la situación.

Salteña asegura que tiene pruebas de que el dióxido de cloro puede curar el coronavirus (Facebook Eco de Salta)

A pesar de las campañas en redes sociales que explican cómo preparar artesanalmente la supuesta “cura” con clorito de sodio y un ácido, entidades internacionales rechazan su uso. La Organización Panamericana de la Salud, entre otras, indicó que el dióxido de cloro tiene efectos negativos en los tejidos humanos e irritación de la boca, estómago y el esófago. Además, la Asociación Toxicológica Argentina asegura que no sólo no está probado el efecto de la sustancia, sino que provoca problemas de salud, como inflamación en los pulmones, edema de glotis y broncoespasmos.

En diálogo con Canal 11, el médico Bernardo Biella enfatizó que quienes se curen de coronavirus no lo lograrán gracias a este producto, que no cumple ninguna función terapéutica y no es un medicamento. Aseguró que no provoca ningún efecto en el cuerpo para mejorar el padecimiento del COVID-19, y sus efectos secundarios son graves.

Salteña asegura que tiene pruebas de que el dióxido de cloro puede curar el coronavirus (Facebook Eco de Salta)

La Organización Mundial de la Salud comunicó que ningún medicamento ha demostrado poder prevenir o curar la enfermedad, pero el senador Guillermo Durand Cornejo pidió un informe al Ministerio de Salud para evaluar la conveniencia de administrar este producto. Su pedido no avanzó en la última Cámara de Senadores de la Provincia, pero los legisladores consensuaron reunirse con profesionales de la salud para evacuar dudas sobre el tema.

El dióxido de cloro empezó a recorrer las redes en abril, tras comentarios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien sugirió ingerir desinfectantes para tratar la enfermedad. Muchas personas lo tomaron en serio, lo que preocupó a la comunidad científica por significar el surgimiento de una gran movida promoviendo el dióxido de cloro como cura.


En esta nota:

Salud Salta Coronavirus


Comentarios