Acababan de confirmarle que tenía coronavirus y su nombre ya circulaba en mensajes de WhatsApp con todo tipo de versiones sobre lo que hizo los días previos a quedar internado en una clínica de la capital salteña. Matías Adet fue el primer salteño contagiado de coronavirus en la provincia.

El abogado había vuelto de un fugaz viaje a Europa, del que tuvo que regresar de urgencia porque su papá enfermó, estuvo internado 24 días y soportó todo tipo de insultos y especulaciones sobre su salud, y su vida. Ahora completamente recuperado de la infección, y mientras sufre el duelo por la muerte de su papá, Matías donó plasma para pacientes contagiados y también contó su versión de lo sucedido en una entrevista con Mónica Juárez.

Matías Adet viajaba por Europa con unos amigos cuando le avisaron que su papá estaba grave. Sin dudarlo, sacó pasaje de vuelta a Salta desde Madrid. "Sabía que al llegar a Salta y hacer la cuarentena entonces hablé con mi esposa. Ella me dejó mi vehículo en el estacionamiento del aeropuerto con mercadería en el baúl", relató.

Durante su aislamiento comenzó a tener fiebre, antes no había tenido síntomas. "Me dirigí a la clínica con barbijo. Habíamos hablado con una médica y me indicaron todo lo que tenía que hacer. Me toman la muestra un viernes pero el resultado estuvo al martes siguiente", destacó.

También se refirió a todo lo que pasó cuando la sociedad salteña en una cuestión de minutos supo que él era el primer paciente con coronavirus. "M me pusieron en La Loma, jamás en mi vida jugué al fútbol ni a nada en La Loma, no soy amigo del poder, no lo conozco al gobernador", recalcó.

El papá de Matías murió cuando él estaba internado. No pudo verlo, tampoco ir al velorio. "Yo no pude salir de la clínica, él nunca supo que tuve coronavirus", concluyó.