Ellos están observando el movimiento de los gendarmes desde el monte, y cuando se mueven, patrullando, ingresan y cruzan, manifestó López.


A raíz de la información que trascendió esta mañana acerca de un grupo de ciudadanos bolivianos que fueron atrapados por efectivos del Escuadrón 61 “Salvador Mazza”, de Gendarmería Nacional, cuando intentaban ingresar al país por una alcantarilla, TN entrevistó al comandante Víctor Daniel López, jefe del Escuadrón.

Frontera caliente: bolivianos trataron de ingresar al país por una alcantarilla. (El Tribuno)

López explicó que la frontera a su cargo es una franja que se extiende por 18 kilómetros, y que en un punto hay una quebrada que divide a los dos países, pero que es cruzar la frontera es como cruzar de una calle a otra.

El comandante refirió que normalmente las personas que cruzan mercadería de contrabando utilizan los numerosos pasos ilegales que existen a lo largo de los 18 kilómetros. Pero que, a raíz de la pandemia, se han colocado controles en esta franja, y es por este motivo que los ilegales están explorando distintas estrategias para ingresar al país.

Frontera caliente: bolivianos trataron de ingresar al país por una alcantarilla. (El Tribuno)

Al ser una zona de monte, en esta frontera hay puestos de control fijos, y otros móviles, patrullas que recorren la frontera. López contó que los bolivianos que buscan ingresar al país observan el movimiento de los gendarmes desde el monte, y cuando estos se mueven, aprovechan el momento y corren agazapados para ingresar a Salvador Mazza.

Frontera caliente: bolivianos trataron de ingresar al país por una alcantarilla. (El Tribuno)

En este caso puntual, una patrulla que estaba haciendo el recorrido los detectó cuando ellos estaban saliendo del lugar, el túnel usado es un desagüe pluvial que comienza en la quebrada y sale en pleno Salvador Mazza. Al ser consultado por la periodista de TN, el comandante indicó que no es posible tapar el túnel, porque el pueblo se inundaría en el caso de lluvias intensas.




Comentarios