El pequeño recibió un disparo en el pecho durante una pelea de patotas. Sus familiares lo llevaron al Hospital Papa Francisco en un auto particular.


Mientras cincos adultos y un menor de edad continúan detenidos por el crimen de un niño durante una pelea de patotas en el barrio 26 de Marzo, la Justicia avanza en la investigación del trágico hecho.

La fiscal penal a cargo de la causa, Ana Salinas, ordenó indagar sobre el accionar policial antes, durante y después del enfrentamiento. Testigos aseguran que había denuncias previas que daban cuenta sobre el conflicto entre dos bandas antagónicas en el barrio.

También relataron que fueron los propios familiares del menor asesinado los que lo llevaron en un auto particular al Hospital Papa Francisco porque, según dijeron, la ambulancia nunca llegó a asistirlo. El pequeño murió en el camino víctima del disparo que recibió en el pecho, razón por la cual Salinas dispuso que se investigue a personal del SAMEC. 




Comentarios