Frustrado por el fallo del arma, el agresor golpeó a su antiguo amigo en la cabeza y sacó un cuchillo, pero el dueño de casa logró impedir la tragedia.


En Rosario de Lerma, a media hora de Salta, Juan Manuel Reyes estaba almorzando en casa de un amigo, cuando llegó una visita inesperada, además de no deseada, se trataba de Ariel Felipe Gómez, exsocio de Reyes.

Según consta en el expediente, Reyes y Gómez eran socios y tenían un local junto a la Municipalidad de Rosario de Lerma. Según afirma Reyes, decidió romper la sociedad cuando comenzó a notar que su socio almacenaba en el lugar elementos de dudosa procedencia. Luego de este quiebre, la relación se fue a pique, porque Gómez acusaba a su exsocio de haberlo delatado.

Lo cierto es que, ofuscado, Gómez se presentó armado con una escopeta al domicilio en el que su exsocio almorzaba, y luego de proferir insultos le realizó un disparo a Reyes, con tan buena fortuna para éste, que el tiro no salió. Esta jugada de la fortuna no hizo desistir al furioso agresor, que, agarrando la escopeta por el caño le asestó un feroz golpe en la cabeza a su antiguo amigo. Acto seguido sacó un cuchillo, pero el dueño de casa ya había logrado recuperarse de la sorpresa y logró intervenir para salvar la vida de su amigo. Con este panorama, el frustrado atacante huyó del lugar.

Una vez hecha la denuncia, Gómez fue detenido e imputado por el delito de tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. La fiscal solicitó al Juzgado de Garantías interviniente, que el acusado permanezca detenido




Comentarios