En plena pandemia, concejales pidieron informes al Materno Infantil sobre las intervenciones quirúrgicas realizadas por ingesta de imanes.


Pasaron ya cinco meses de aquel caso que sorprendió a la comunidad salteña, cuando dos niños debieron ser internados e intervenidos quirúrgicamente por consumir unos imanes que venían dentro del paquete de una popular golosina.

Lo cierto es que el Concejo Deliberante de Salta realizó un pedido de información al hospital Materno Infantil sobre las intervenciones quirúrgicas realizadas por el Servicio de Cirugía Pediátrica por la ingesta de imanes.

El Imán Loco, la polémica golosina.

Ángel Causarano es el autor de la iniciativa, “Hay vecinos preocupados por la comercialización del producto y es importante que se nos informe la cantidad, como así también cuál es su peligrosidad”, indicó.

Sobre la urgencia del proyecto, teniendo en cuenta las prioridades en esta coyuntura en la que el coronavirus todo lo acapara, sostuvo que es importante porque sigue entrando mercadería de contrabando desde Bolivia.

“Yo creo que no es extemporáneo, hay que tomar las medidas para prevenir, mucha gente que no sabe que ese tipo de golosinas no se tiene que consumir, tiene que ser una campaña de difusión para prohibir la venta”, insistió Causarano.

“Yo mandé al hospital que haga un informe, y mandé un proyecto pidiéndole a la gente de la municipalidad que levante su mercadería, llegó el momento de controlar, Salta es la única ciudad de la Argentina que no tiene control sociosanitario”, finalizó.




Comentarios