El Gobierno de la Ciudad suspendió a una directora general e inició sumario administrativo a un inspector.


La demolición de una antigua casona ubicada en la calle 20 de Febrero 482 generó un importante revuelo en el sector público y privado salteño. Según trascendió, la acción fue autorizada por funcionarios de la Municipalidad pero no por la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico Urbanístico de la Provincia de Salta (Copaups).

Analizan realizar acciones legales contra el propietario del inmueble y los profesionales que incumplieron la ley N° 7.418. Esta norma obliga a consultar al organismo y a obtener su autorización para hacer alguna modificación en un inmueble protegido.

El vicepresidente del Copaups, Nicolás Brandan Valy, contó hace tiempo los anteriores propietarios habían solicitado los permisos para demoler la casa pero se los prohibieron porque la casona es patrimonio arquitectónico de la provincia. Los nuevos dueños reactivaron la gestión y lograron el permiso de la Municipalidad. Finalmente, el inmueble de demolió el viernes pasado.

Denuncian la irregular demolición de una antigua casona que era patrimonio de Salta (La Gaceta)

Desde el municipio reconocieron que hubo un error propio y aseguraron que sancionarán a los funcionarios responsables, desde el área de Legales pidieron al Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesionales Afines (Copaipa) que investigue el asunto y a los profesionales del sector privado que intervinieron.

Por este hecho, el Gobierno de la Ciudad suspendió a una directora general que firmó el pedido de demolición e inició sumario administrativo a un inspector que estuvo a cargo del trámite, según informa El Tribuno.




Comentarios