"Si perdía el juego de las cartas, los chicos debían desnudarse y luego eran abusados", contó una de las vecinas que llamó a la Policía.


Vecinas del barrio Nueva Esperanza del municipio salteño de General Güemes denunciaron a una mujer que entregaba a sus hijos para que sean abusados en partidas de cartas. La joven madre quedó detenida junto a tres adolescentes y un mayor de edad mientras que los pequeños serán trasladados a la capital salteña.

El despliegue policial en la vivienda de la mujer fue entre el sábado a la noche y la madrugada del domingo. Tres vecinas escucharon los gritos desgarradores de los niños y decidieron ir personalmente a buscar a la policía a la comisaría.

Una de las mujeres contó que el juego perverso de cinco hombres, tres adolescentes y dos mayores, consistía en hacerle perder la partida a la mamá e iban desvistiendo a los niños hasta que finalmente eran violados por todos los presentes. 

Los efectivos policiales llegaron al lugar sin hacer el más mínimo ruido para poder escuchar los gritos y comprobar el testimonio de las mujeres. Finalmente entraron a la casa y encontraron la aberrante escena. Niños abusados en medio de colchones con manchas de sangre y botellas con alcohol.

​Los cuatro hermanitos se encuentran en Güemes para su examen médico ginecológico en el hospital local y luego serán trasladados a esta Capital, donde permanecerán juntos acompañados por operadores de Niñez y Familia.




Comentarios