Ocho policías en la fronteras de Bolivia con el municipio salteño de Salvador Mazza están aislados por sospecha de coronavirus. Lo confirmó el oficial Marco Antonio Tapia del Comando de Frontera Policial de Yacuiba (Bolivia).

El alerta se activó tras la muerte por COVID-19 de un hombre en Yacuiba que había circulado por la zona de frontera de Salvador Mazza. Se supo que el fallecido alquilaba una habitación en la casa de un efectivo policial, y habría estado en contacto con la esposa que también es policía.

La cadena de posibles contagios de coronavirus se dio en ocho policías, que ahora están aislados y en seguimiento por la Red de Salud y la Caja Nacional de Bolivia.

Ya se tomaron las muestras para realizar la prueba de Reacción en Cadena de la Polimesara (PCR) y se mandó al Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de la ciudad boliviana de Santa Cruz- Están a la espera de los resultados.