Feligreses se acercan a rezarles a los patronos de la religión católica en Salta.


Desde que se declaró el aislamiento total y obligatorio por la pandemia del coronavirus, las tradicionales misas en la Catedral Basílica se realizan a través de internet mientras el templo ubicado frente a la plaza principal de la ciudad permanece cerrado.

Otra medida que adoptaron desde la Iglesia salteña fue sacar las imágenes de los patronos de la religión católica, el Señor y la Virgen del Milagro, a la galería central de la Catedral. Allí, detrás de una reja, los transeúntes feligreses que están habilitados para circular, se acercan a rezarles.

Al inicio de la cuarentena, ambas imágenes sagradas también fueron expuestas por las autoridades eclesiásticas para unir a los salteños en un pedido conjunto de protección frente al COVID-19 y sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas.

Fotografía de Jan Teuzeau para el diario El Tribuno




Comentarios