En el día de ayer, María Eugenia Guzmán, la fiscal penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos imputó a Manuel Cornejo, el exintendente de Campo Quijano por los delitos de peculado e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Se tomó esta medida tras la detección de irregularidades en el registro de datos, que no contaban con documentación de respaldo para el control de legalidad de la erogación.

También se le atribuyó la adquisición de una camioneta Chevrolet con fondos públicos, que no fue registrada a nombre del Municipio.

La fiscal Guzmán incluyó como evidencia el cotejo de numerosa documentación contable con libros de bancos del Municipio, así como también resúmenes de cuenta de distintas entidades bancarias, y pedidos de informes a distintos organismos reguladores, registrales, y de empresas privadas.

También se ordenaron diligencias tenientes al recupero del vehículo, el cual fue secuestrado por previa orden expedida por el Juzgado de Garantías de Turno del domicilio del exfuncionario. Se secuestró la documentación de la camioneta, y documentación vinculada con la anterior gestión; se encuentran ahora en análisis.