A causa de las intensas lluvias, escuelas en General Mosconi y áreas cercanas quedaron completamente aisladas.


El norte de la provincia de Salta se encuentra sufriendo una crisis sociosanitaria, incrementada en algunos sectores donde las lluvias desbordan los ríos y producen catástrofes. Así es el caso de General Mosconi, donde en el día de hoy se informó que no se garantiza el inicio de clases por el temporal.

Durante el gabinete encabezado por el gobernador Gustavo Sáenz durante esta mañana en Tartagal, se acercaron docentes de escuelas en la ribera del Río Tarija, pidiendo ayuda para la institución.

A causa de las intensas lluvias, varias escuelas quedaron dañadas y aisladas, especialmente en General Mosconi. Los caminos quedaron intransitables, lo que pone en duda el inicio de clases.

Además, se agrega a los daños la ruptura de un puente del lado boliviano, el cual se tiene que atravesar para llegar al paraje salteño donde está la escuela. Los docentes también piden la construcción de un pozo para que los alumnos puedan recibir agua potable lo antes posible.




Comentarios