El hombre de 42 años aprovechaba cuando la madre de las niñas no estaba en el hogar para cometer los abusos.


Según surgió de la investigación de causa, un hombre de 42 años oriundo de Salta abusaba sexualmente de sus dos hijas menores de edad. Al principio la que sufría los abusos era la mayor de las hermanas cuando tenía entre 14 y 15 años.

Luego el acusado volvió abusar de su hija mayor cuando esta tenía 17 años, y la amenazó con hacer lo mismo con su hermana más pequeña si ella contaba algo. En cuando a la menor de las hermanas, el padre abusó de ella de igual manera, aprovechando que la madre no estaba en el hogar, y también la amenazó de muerte si contaba algo de lo sucedido.

El imputado está acusado de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo continuado, en concurso real, con abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo continuado, en concurso real, con amenazas y coacción en perjuicio de una de sus hijas; y abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo, en concurso real, con amenazas en perjuicio de su otra hija.

El fiscal Obeid sostiene que el acusado con su actuar depravado e insano y para satisfacer su propia lascivia, atentó contra la integridad sexual de las víctimas con su accionar doloso y que atentó contra la libertad e indemnidad sexual de ambas hijas, menores de edad en el momento de los hechos investigados.




Comentarios