El sábado una persona llamó al 911 advirtiendo sobre los explosivos. Todavía no se conoce la identidad del responsable.


El sábado por la noche, cerca de las 21, entró un llamado al Sistema de Emergencias 911, en el que una persona aseguraba que se habían colocado explosivos en la terminal de ómnibus de Salta y en la sede del Correo Argentino en calle Dean Funes.

El Centro de Coordinación Operativa, desplegó el protocolo de intervención para este tipo de casos, destinando para la tarea agentes de áreas operativas e investigativas, quienes evacuaron los lugares amenazados por prevención.

Un grupo de Bomberos de la Policía de Salta, especialista en explosivos, se puso en marcha de inmediato, primero a la terminal de ómnibus y luego al Correo Argentino para evaluar la veracidad de la amenaza. Finalmente, y en ambos lugares, los bomberos descartaron el peligro.




Comentarios