La muerte de tres niños wichí reveló los serios problemas alimentarios que atraviesa la provincia.


La muerte de tres niños wichí en Salta puso en alerta el Gobierno nacional y provincial. El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo adelantó su viaje a la provincia para firmar con el gobernador Gustavo Sáenz el convenio de entrega de Tarjetas Alimentar y también recorrer las comunidades del interior.

En este contexto, desde la gestión de Sáenz confirmaron que le darán continuidad al Plan Alimentario Salteño (PAS) que se había iniciado durante el gobierno de Juan Manuel Urtubey pero con modificaciones en los nuevos programas y los financiamientos que llegarán desde el Gobierno nacional.

Además, desde el Ejecutivo salteño afirman que trabajan para que sus políticas alimentarias sean coherentes con las directrices nacionales, sobre todo con el Plan Argentina contra el Hambre.

Por esto, el Gobernador firmó convenio con Arroyo para poner en marcha en la provincia el Plan Integral Argentina contra el Hambre con el objetivo de garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de toda la población, sobre todo de los sectores más vulnerables.

La primera etapa de este Plan incluye la puesta en funcionamiento de la Tarjeta Alimentar que se otorgará a madres y padres que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) con menores de hasta 6 años de edad a cargo, embarazadas a partir de los tres meses de gestación y personas con discapacidad que también reciben la AUH.

En Salta la tarjeta Alimentar será de un monto de entre 4000 y 6000 pesos y beneficiará a alrededor de 65 mil familias y 125 mil niños con una inyección monetaria cercana a los 300 millones de pesos mensuales.




Comentarios