Las rutas nacionales 34 y 40 estuvieron entre las más afectadas por la tormenta.


Debido al temporal que se sintió en distintos puntos de la provincia de Salta, un número de zonas se vieron fuertemente afectadas, con rutas llenas de agua y barro, voladuras de techos, y sedimentos ingresando a las viviendas de familias.

Una de las rutas que más afectada se vio fue la ruta nacional 34, que a la altura de nuestra provincia, poco mantenimiento y obras tiene, y se la vio llena de sedimentos y agua, al punto que Vialidad Nacional debió desviar el tránsito a la altura de Germandia.

Hasta que habilitaron las vías alternativas, el tránsito estuvo bloqueado para todo tipo de vehículos. Ahora recomiendan transitar con precaución.

Por otra parte, en la ruta nacional 40, otra de esas que en nuestra provincia tienen poca inversión, un camión quedó atascado en medio del camino, y debió ser asistido. EL río San Antonio también desbordó, y provocó demoras en el tránsito.

A través de la Subsecretaría de Defensa Civil, se dispuso la asistencia a distintas familias de Metán y Güemes, quienes se vieron afectadas tras el temporal, que ocasionó daños materiales.




Comentarios