La ex Chica del Verano de Carlos Paz confesó que el año que fue nominada Reina fue el más difícil de su carrera debido a los insultos y cuestionamientos que recibió.


Termina el año y las personas se ven inclinadas a realizar balances y contar anécdotas en todas las redes sociales. No es diferente el caso de las celebridades como la tartagalense Mar Tarrés, las ex Chica del Verano de Carlos Paz, emprendedora, humorista y modelo de talles grandes, quien sorprendió a sus seguidores con una dura confesión acerca del año en que ganó el famoso certamen carlospasense.

Mar Tarrés cuando ganó el certamen Chica del Verano de Carlos Paz. (@martarresok_)

Lejos de ser todo color de rosas y fiel a su estilo directo y sin tapujos, Mar Tarrés contó lo difícil que fue su año desde el momento que el diario La Voz del Interior la nominó como candidata a Chica del Verano.

(@martarresok_)

“Primero estaba feliz no podía creer, pero fue un concurso donde recibí tantas críticas y tanto bullying que entré pánico y en depresión, ni siquiera me animaba a salir a la calle”, confesó la joven humorista.

“Las fans de Marian Farjat y de Ailen Bechara hasta me insultaban en la calle y unas me amenazaron con pegarme. A partir de ahí decidí bajarme del concurso por temor a mi integridad,” continúa.

(@martarresok_)

Con esta situación que para la joven fue alarmante y desalentadora, Mar pidió a La Voz que borrara los comentarios insultantes sobre su persona de las redes, ya que no solo la afectaban a ella, sino a toda su familia, que lejos de vivir un momento emocionante, la estaban pasando mal, pero el diario no accedió al pedido.

“Cada posteo mío tenía miles de comentarios, Argentina vomitando toda su gordofobia y debatiendo si una gorda podía ser reina o no”, afirmó Mar, quien ganó el concurso por poco más de un millón de votos.

(@martarresok_)

“Aun habiendo ganado, sentía vergüenza de hablar del tema, me llamaban de varios medios y me encerraba en mi casa no quería hablar con nadie,” continúa el relato doloroso, pero a pesar de que no quería hablar con los medios, se sintió presionada por la prensa, y confesó haber salido a dar notas a pesar de no querer hacerlo.

“No necesitamos un concurso para sentir que somos bellas, no necesitamos una corona para ser reinas. No tenemos que pertenecer a ningún estereotipo. Los concursos no cosifican, las personas lo hacen. La vara con la que se mide la belleza es inalcanzable y no es inclusiva”, concluyó Mar Tarrés.




Comentarios