El finquero Sebastián Saravia Zenteno y su empleado Roberto Flores están acusados de crueldad animal.


Meses atrás en el municipio salteño de San Luis se produjo la muerte masiva de animales, luego de que un hombre pusiera veneno en trozos de carne y los dispersara por la finca El Refugio. Causó un importante daño ambiental en la zona.

Animales muertos, agua contaminada y personas con síntomas que tuvieron que ser atendidas en los centros de salud. El causante del desastre, identificado como Roberto Flores, era empleada de la finca de Sebastian Saravia Zenteno. Ambos están imputados por el delito de crueldad animal y envenenamiento de sustancias alimenticias en concurso real. Ahora el fiscal penal interino de Rosario de Lerma, Gabriel Portal, requirió que vayan a juicio. Sostiene también que podrían haber muerto personas.

La policía toma muestras en San Luis, Salta. (Web)

En sus fundamentos, Portal consideró que se encuentra plenamente acreditada la existencia del delito y la responsabilidad penal de los imputados. “Crearon un peligro común porque envenenaron trozos de carne, lo que finalmente causó la muerte de cuantiosos animales”, en barrio El Refugio Ruta, sobre Ruta Provincial 87, de San Luis.

Perros envenenados en San Luis Blur

Advirtió también en la solicitud que “si se examina tal conducta, causó colateralmente la intoxicación de personas, quienes al entrar en contacto con sus animales que fueron envenenados, sufrieron también los efectos de la sustancia venenosa Carbofurán”.

En el decreto de requerimiento de elevación a juicio, el fiscal citó todos los elementos probatorios colectados, entre los cuales se encuentran los informes policiales, inspecciones oculares, fotografías de los animales víctimas de envenenamiento (perros, caballos y aves), declaraciones testimoniales de veterinarios y vecinos, actas de secuestros, informe de allanamiento producido en el lugar de los hechos y autorizado por el juez de Garantías 4, además del informe toxicológico del CIF.




Comentarios