El exmagistrado cumple una condena de 15 años de prisión por haber sido cómplice del secuestro del gobernador de Salta, Miguel Ragone.


Imputaron al exjuez federal Ricardo Lona por agredir a dos mujeres que viven en el predio donde él y su familia tienen una finca, en el municipio salteño de San Luis.

El ex magistrado recibió una condena de 15 años por haber sido cómplice, desde su rol de juez federal, del secuestro y desaparición del ex gobernador Miguel Ragone durante la Dictadura Militar en Argentina. Cumple con prisión domiciliaria en su casa en San Luis, por lo que asistió a la audiencia de imputación custodiado por efectivos de la Policía Federal. Se abstuvo de declarar.

La causa se inició en agosto de este año cuando Eugenia del Valle Barboza denunció a Lona ante el juez Carlos Amad por amenazas. La mujer es hija de un exempleado de la finca donde actualmente vive el imputado. Él ocupa el casco central mientras que ella una pequeña vivienda dentro del terreno, desde hace más de 50 años.

Las viviendas están separadas por una acequia que, según la denunciante, Lona cruza para asegurase que los animales de ella no estén sueltos y también para amenazarla. Contó que durante años le dijo que iba a destruirle la casa, y que también agredió a su hija, una mujer trans.

En la audiencia de imputación, Lona se abstuvo de declarar ante el Defensor Oficial y en cambio, dijo que su abogado particular remitirá el descargo por escrito la semana próxima.




Comentarios