Los básicos están cobrando cada vez más protagonismo, y nunca es un mal momento para repasarlos. Todo armario necesita tener una campera de jean y una de cuero, un blazer liso que de preferencia sea blanco o negro, un jean del estilo que más te guste, un pantalón sastrero negro, al menos cuatro remeras lisas manga corta de los colores que más te gusten, una musculosa blanca y una negra, una camisa blanca y un buen cinturón.

Una de las prendas básicas del invierno que para mí no pueden faltar son un tapado de paño y una bufanda lisa. Para el verano una buena malla negra siempre va a venir bien, lo bueno es que a diferencia de las de colores claros tarda más en verse arruinada y la podés usar mucho más tiempo.

En cuanto a los zapatos hay unos tacos que si los elegis de buena calidad pueden ser para toda la vida. El estilo de taco que se usa va variando con los años, pero si te querés comprar unos y no errarle optá por unos stilettos. Son clásicos, elegantes y quedan bien con cualquier prenda. Los podés usar hasta de día con jean.

También hay un abc para los maquilljes. Aunque no te maquilles mucho, que nunca te falten dos buenas bases, una de tu tono y la otra más oscura, un polvo, un buen rimel, algún iluminador, un delineador y rubor. Son cosméticos que siempre te sacan del apuro.