Ahuyenta mosquitos, aporta oxígeno, crece mucho y casi no hay que regarlo.


Su nombre científico es Schinus areira y provee múltiples beneficios a los habitantes del Planeta. Esta especie fue introducida por los Incas, que lo usaban para marcar sus rutas y el límite de su territorio y, además, los proveía de leña y cobijo, ya que debajo de un aguaribay no se acercan jejenes ni mosquitos.

Es un árbol que crece constantemente, aunque no necesita un riego constante. Este crecimiento hace que capte dióxido de carbono (el responsable del calentamiento global) y libere mucho oxígeno, indispensable para nuestra especie. Por eso, queridos lectores, los invito a plantar Aguaribay en sus casas y contribuir a un mundo mejor.

+ Regiones

Norte + Abrazo del poroto y el maíz

Si hemos sembrado maíz (que consume gran cantidad de nutrientes del suelo), una buena idea es sembrar al costado de la planta porotos, ya que éstos devolverán algo del nitrógeno consumido. A su vez, la planta de porotos crecerá usando la caña del maíz como sostén. Así, se beneficiarán ambos cultivos y nosotros, que obtenemos dos frutos en un mismo espacio.

Centro + La rosa china y su cuidado

Por estos días, los Hibiscus rosa-sinensis, llamados popularmente rosa china o juveniles, florecen de manera exuberante. Pero es indispensable que el suelo tenga un excelente drenaje, ya que un exceso de agua hará que los pimpollos caigan antes de abrir. Si quiere muchas flores, riegue poco esta planta.

¿Cómo hacer para que las hormigas no ataquen nuestras plantas?

Patagonia + ¡Vade retro hormigas!

Comenzó la etapa de crecimiento activo y también el apogeo de las hormigas. Si las plantas tienen un solo tallo, será importante generar una barrera de resina, en forma de collar, para evitar que suban. También es útil sembrar taco de reina debajo de la planta, formando un collar aromático que las ahuyente.





Comentarios