En medio de la cuarentena social, preventiva y obligatoria que dispuso el gobierno para evitar la propagación del coronavirus, llevar una buena alimentación puede ser más desafiante de lo habitual. Con la actividad física restringida al hogar, la falta de movimiento, y el aburrimiento o tedio por el encierro, la comida puede convertirse en un problema si no se planea correctamente.

Si bien las dietas restrictivas ya no tienen la popularidad de antes, los expertos recomiendan moderar las porciones más que prohibir determinados alimentos de forma tajante. A partir de ellos, los expertos de la prestigiosa Universidad de Harvard han revelado tres trucos que ayudan a mantener una alimentación saludable.

FRutas y verduras

1 - Tener cuidado con el exceso de sal y azúcar

El motivo es que ambos dan sabor a la comida y activan el apetito, por eso se tiende a comer más alimentos muy salados o muy dulces de la cuenta. Además, tanto la sal como el azúcar suelen ser los protagonistas de platos ultraprocesados, opciones que normalmente se asocian a un alto contenido calórico.

2 - Observar el plato

Los expertos aconsejan que se disfrute de verdad del momento de comer, sin celular, ni televisión, ni otras distracciones que provoquen que se coma por inercia. La alimentación consciente lleva un tiempo de máxima tendencia como respuesta a la desconexión de la realidad que implantó el uso constante de dispositivos tecnológicos.

Alimentos saludables

3 - Escuchar lo que pide el cuerpo

Por último, saber qué es lo que te pide tu cuerpo en cada momento y no asociar todas las sensaciones con el hambre es fundamental. Desde la marca Matriskin explican que: "En numerosas ocasiones nuestro cerebro confunde el hambre con la sed, con lo que si bebemos a lo largo del día tendremos menos ganas de 'picoteo' entre horas. Beber un vaso de agua antes de las comidas principales contribuye a saciarnos y a reducir la ingesta"