Dos catalanas buscan inspirar y reunir mujeres para darse apoyo en esta decisión.


Mar Llop y Cristina Almirall son dos mujeres catalanas que decidieron crear un colectivo llamado “Somos babarie” que reúna a mujeres que tengan vello facial y que estén dicididas a no afeitarse, más allá de la presión social que ello implica.

Estas dos mujeres decidieron dejar de rasurarse, con la presión que ello implica teniendo en cuenta que aún es mal visto por ciertas personas que las mujeres no se depilen las piernas o las axilas. Si bien esto lentamente va cambiando, y mucho tiene que ver la explosión del feminismo y el diálogo de las mujeres sobre esta temática, ellas explican cómo aún se han tenido que enfrentar a comentarios, miradas y risas incómodas: “A veces te preguntas si te compensa y surgen dudas”, aclara una de ellas.

Las creadoras del colectivo “Somos Barbarie”

Cristina, una de las jóvenes, asegura que llegó a probar hasta tres tipos de láser y que nada funcionaba, y allí fue cuando pensó que en realidad era algo que hacía por los demás más que por ella misma.

El crecimiento excesivo de vello en zonas que no suele producirse, como la cara en las mujeres es poco comun. “Estamos totalmente en contra de que se le llame enfermedad. Es una patología de la belleza totalmente patriarcal que sólo afecta a mujeres porque tienen pelo donde sólo los hombres pueden tener”, argumentó Mar.




Comentarios